Orson Welles habla del pene de Chaplin

Orson Welles pasó muchos almuerzos en un restorán de Hollywood que no tenía letrero, ni teléfono, de nombre Ma Maison. Su amigo Henry Jaglom grabó cientos de cintas grabadas de 1983 a 1985 de conversaciones privadas de una franqueza apabullante. Por ejemplo el rencor de Orson Welles por haber colaborado con Chaplin en la concepción de Monsieur Verdoux, pero haber recibido el ridículo crédito "basado en una idea de Orson Welles".

Otro momento que el cineasta de Ciudadano Kane recuerda como humillante fue el haber perdido la Palma de Oro en Cannes (1966) contra Lelouch y haber recibido en cambio una mención.

Contra Woody Allen y Charlie Chaplin

Woody Allen tiene la enfermedad de Chaplin, dice Orson Welles. Esta enfermedad funciona así: "Mira qué pene tan pequeño tengo... ¿no me adoras por ello?".



En las cintas Orson Welles presenta a Chaplin como un artista sin genio para la comedia, que precisaba de un grupo de escritores de chistes, como si fuera un vulgar presentador televisivo. En una anécdota, cuenta Welles que uno de esos escritores de gags (gags writer) vino al set a contarle la gran idea que se le había ocurrido, pero Chaplin lo corrió, "no te quiero volver a ver aquí en mi set". Más adelante Orson Welles clasifica a Woody Allen como un autor "que presenta sus miserias en pantalla de modo terapeutico para causar risa".

La conversación, como la presenta el documental de BBC, se consulta aquí. Las cintas dieron también para la escritura del libro de Biskin "My lunches with Orson".

Luis Ricardo Ramos

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

....