El Festival de cine contemporáneo de la Ciudad de México

Imagen del sábado en Polanco: un niño con kippa vestido de supermán.
***
El Festival se pagó desde la primera función: No quiero dormir solo, la película más tierna de Tsai Ming Liang.
***
Hay un chico poblano estudiando en el CUEC. Chayito me lo iba a presentar, pero iba muy ocupado cargando material y se siguió de largo.

-¡Ey! Somos la historia del cine de Puebla, ¡salúdame!

***

Recuerdo con mucha precisión un montón de imágenes del D.F. Pero eso no quiere decir que me mueva bien aquí. Durante cinco años viví en la Roma Sur, entraba y salía del metro, pero sin ubicar esas imágenes en el mapa, sin saber cómo se llega de un lugar a otro.

Con las películas pasa igual. Ese sentido de ubicación es el raccord. Todo el cine norteamericano se ha encargado de facilitarnos el traslado: Sus imágenes están todas en la misma calle.
Publicar un comentario

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Insiste

....