Eso que hizo famoso al señor Hessel

Hoy les pedí a mis alumnos que escribieran una escena. La regla uno era que tenía que suceder en una cámara Hessel, como la que tenemos en la escuela. En estos lugares, el vidrio que separa los dos cuartos está polarizado, permite ver a través de él sólo en un sentido. Es cristal de un lado y espejo del otro.

(Claro que ya ningún criminal se siente en confianza en un cuarto como este)

La regla 2 fue que teníamos que encontrarle un nuevo uso a la cámara. Ni criminalístico ni siquiátrico.
Lo que se les ocurrió fue lo siguiente. Una escena de disección de cadáveres peligrosamente infectados para una clase de medicina. Un criminal que se suicida y a quien no pueden salvar porque claro, está detrás del vidrio. Un interrogatorio que deriva en una obra de teatro. Un acto de payasos.

Ninguna escena de amor. Cero ideas que incluyan espuma. Una escena más que no recuerdo.
Publicar un comentario

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Insiste

....