La noche que fuimos campeones

Yo era muy feliz en mi sueño, el Puebla había ganado el campeonato y regresábamos triunfales por la Ignacio Zaragoza en un bicitaxi que tenía dos posiciones, una de espera a seis metros del suelo; y yo que sufro vértigo, estaba excitadísimo. La otra posición del bicitaxi era el arranque, con descenso desde las alturas, entre autos y aficionados de la franja, diez o quince, porque tampoco en los sueños somos multitudes.

Este sueño feliz se volvió realidad, no sólo porque el puebla es campeón, sino porque paralelamente en el sueño de Ireri, yo hacía una escena de celos. Esto lo supongo, porque Ireri me dijo: Tranqui tranqui, es Josa, y de inmediato corrigió, Jota, mientras me propinaba unos golpecitos muy reales en la cabeza que me despertaron. Como le pasa a mucha gente, yo sólo recuerdo los sueños de los que me despierto de súbito. Como le pasa a mucha gente, Ireri habla dormida.

Tras ese despertar de medianoche tuve la opción de ponerme celoso realmente.

-Y quién es ese tal Josa, es decir Jota, por el que me ponía muy celoso en tu sueño.

O seguir con la sensación de felicidad del sueño propio. Sensación que también se debía a que se me había ocurrido un post para este blog y lo tenía presente.

Ése, que entonces me parecía un gran post, no merece tanto la pena, abajo ya del bicitaxi de campeones.

Foto Cortesía de.

Entradas populares

Primer manifiesto surrealista [1924] Por André Breton

Lo nuevo es lo olvidado: Luis Ricardo en Liliput Galería Experimental

Inaugura "Cómo se cuenta un chiste". Monos de Luis Ricardo en El Restaurantero Anarquista

La abuelita

Pomodoro/ Composiciones en collage

El artículo por el que corrieron a John Carlin de El País

El trabajo de Luis Ricardo desde que conoció el color

Entradas populares

Primer manifiesto surrealista [1924] Por André Breton

El artículo por el que corrieron a John Carlin de El País

La abuelita