Noveno Festival Internacional de Puebla para funcionarios de medio pelo

***
Para obtener boletos del Festival Internacional de Puebla, hace falta tocar a la puerta correcta. Evadir a los pequeños funcionarios que te niegan una entrada general ("ve al Museo San Pedro, vuelve a la Casa Albisúa, vuelve mejor a tu casa") y acudir directamente al funcionario de medio pelo que te dará una entrada VIP junto a los demás invitados del Secretario, que dejarán sus sillas imperiales vacías.

Escucharás algunas frases maravillosas, como que "El concierto de Aute fue un evento privado" (con dinero público) O te harán los clásicos toritos para saber si eres un digno merecedor de acudir a un concierto. Así le repitas lo que dice en el cartel y ella te mire con cara de "este sí sabe, este sí leyó el mismo cartel que yo".

Dejemos que sea la élite de la nomenklatura priísta y sus amigos de la iniciativa privada los que ocupen los asientos de adelante. O los únicos asientos. Felicitémoslos por ello.

Si veinte años de clases de Ayala no nos han traído un solo Eisenstein al CUEC, ¿qué le hará un concierto de Nyman a la burocracia calva del estado de Puebla?

Cine

¿Qué es lo que queremos? 20% de las pantallas para el cine mexicano. ¿Cuándo lo queremos? ¡Ya!

Lodito

Llegué al programa de radio en el que participo, (escúchennos en Puebla por el 105.7 de fm los domingos a las doce del día, hora de misa, en el programa de cine Fábrica de Sueños por Sicom Radio; hasta aquí este comercial tan fuera de lugar, dado que casi nadie vive en Puebla, Zacatlán, Teziutlán o Atlixco, pregunte por sus repetidoras locales) Bueno pues, llegué al programa de radio sobre "comedias mexicanas chafas" con una sola anotación a manera de guión. La anotación decía...

Y hace referencia a esto.

Yo que nunca tuve una mascota

Y que siempre me pareció un misterio insondable el de los caracoles de jardín; de verdad que no puedo con esta sorpresa que salió un buen día del buzón.

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Insiste

....