Misterio y Ministerio

Paréntesis. Peor que abrir la caja de Pandora es abrir la caja del disco de Pandora. Mucha de la peor melcocha del universo puede liberarse.

***

Pie de foto. El hombre que imaginó la voluntad humana como un grupo de dados cargados, o una manada de búfalos. Aquél que pensó que los personajes podrían tomar aleatoriamente sus decisiones, diciendo sí a las primeras cuatro preguntas y no a las siguientes dos; nuestro maestro del cine de serie C chileno, corta aquí.

¿Corte a qué? Eso sí quién sabe.

Imagen de Cecilia Girón

Desplegado contra Alfredo Jalife Rahme

(o los guardadores de silencio ante la carnicería israelí en Gaza)

CONTRA EL ANTISEMITISMO

“¿Propició la banca israelí-anglosajona (sic) la carnicería de Bombay con el fin de repatriar los capitales a Estados Unidos y revaluar artificialmente el dólar?”, se pregunta Alfredo Jalife-Rahme en su columna “Bajo La Lupa” del 7 de diciembre en La Jornada. Jalife llega así a extremos comparables a los del libelo “Los Protocolos de los Sabios de Sión”, panfleto antisemita creado en Rusia a fines del siglo XIX y utilizado en forma destacada por el régimen Nazi, donde se acusa al pueblo judío de planear el control del mundo a través de todo tipo de acciones criminales. El reciente ataque a hoteles y otros sitios públicos en Bombay afectó a miles de víctimas inocentes, provocó cerca de 200 muertes y ha sido reivindicado por un grupo radical islámico, los Deccan Mujahideen. Más tarde, Mohammad Ajmal Amir, el único terrorista capturado, reveló que los atacantes eran miembros de la organización militante Lashkar-e-Toiba, basada en Pakistán. ¿Acaso sugiere Jalife que esas organizaciones son el producto de los intereses judíos, intereses a los que él siempre homogeneiza y empalma con aquellos a los que él llama la banca israelí-anglosajona? Entre los muertos hay 40 musulmanes, al menos 6 judíos y gente de 10 países, incluyendo una ciudadana mexicana. El secuestro, tortura y asesinato de las víctimas tuvo al mundo en vilo por largas horas. En el contexto de esta carta, es importante señalar que uno de los blancos de los ataques fue la Casa Nariman, sede de la organización judía ortodoxa Chabad-Lubavitch, que incluye un centro educacional, una sinagoga, un centro médico para la prevención de la drogadicción y un hostal. El edificio fue secuestrado por un grupo de atacantes y fueron asesinados seis de sus ocupantes, quienes, con nombre, edad y nacionalidad, eran: Rabino Gavriel Holtzberg, 29, Israel; Rivka Holtzberg, 28, Israel ( esposa de Gavriel, embarazada de 5 meses y cuyo hijo de dos años fue salvado heroicamente por su nana hindú Sandra Samuel); Bentzion Kruman, 26, EUA; Rabino Leibish Teitelbaum, 37, EUA; Yoheved Orpaz,62, Israel; Norma Shvarzblat Rabinovich, 50, Mexico (http://en.wikipedia.org/wiki/Nariman_House).

Un examen posterior reveló que la mayoría de las víctimas habían sido torturadas. Es pues relevante preguntarse: ¿Propiciaría en verdad la banca israelí-anglosajona (sic) la carnicería de Bombay con el fin de repatriar los capitales a Estados Unidos y revaluar artificialmente el dólar? Como lectores de La Jornada, un diario que se precia de defender la justicia y la verdad, creemos que es grave (y un amplio grupo de personas lo consideran así) que el Sr. Jalife-Rahme lleve años publicando su columna, utilizando información sesgada y mal intencionada, haciendo generalizaciones discriminatorias y procediendo a una sistemática campaña de desinformación en contra de un grupo muy variado de personas de diversas nacionalidades, con muy diversas tendencias políticas, pero cuyo “pecado” es su origen o su identidad judía, una adscripción que no es necesariamente religiosa ni es ideológicamente uniforme. Al igual que todos los actos terroristas, la tragedia de Bombay merece nuestra repulsa y condena. Al torcer la información acerca de este doloroso hecho de la manera en la que lo hace, el Sr. Jalife falta gravemente al respeto a las numerosas víctimas --musulmanas, judías y otras-- con sus absurdas especulaciones. Falta también al respeto a los propósitos que animan a La Jornada, a la inteligencia de sus lectores y a sus editorialistas serios e imparciales. Debe ofrecer disculpas a los familiares de los muertos, incluyendo a los de nuestra conciudadana, la Sra. Norma Schvarzblat.

Firmas Aceves Navarro Gilberto; Aguilar Camín Hector; Aridjis Homero; Bauer Tapuach Michel; Berman Sabina; Berlioz Sergio; Bitrán Arón; Blancarte Roberto; Calderón Paco; Carbonell Miguel; Carrington Leonora; Castañeda Jorge; Castañón Adolfo; Chapa Martha; Cherbowski Arturo; Cherem S. Silvia; De la Colina José; Domínguez Christopher; Drucker Colín René; Ehrenberg Felipe; Escalante Fernando; Estrada Gerardo; Felguérez Manuel; Frank Alejandro; Frenk Margit; Garavito Rosalbina; García Agraz José Luis; García Sainz Adolfo; Garciadiego Javier; Glantz Margo; Gonzalbo Aizpuru Pilar; Gordon José; Granados Roldán Otto; Hiriart Hugo; Huerta David; Jiménez Cacho Jimena; Kaminer Saúl; Kraus Arnoldo; Krauze Enrique; Lajous Alejandra; Lamas Marta; Lazcano Antonio; Leff Enrique; Lisker Rubén; Loaeza Soledad; López Portillo Carmen; Lorenzano Sandra; Martin Moreno Francisco; Martínez Assad Carlos; Mastretta Angeles; Menassé Eliana; Meyer Jean; Meyer Pedro; Mochán Luis; Monsiváis Carlos; Monsiváis Galindo Guillermo; Moscona Myriam; Moshinsky Marcos; Muñiz Angelina; Murguía Verónica; Musacchio Humberto; Pacheco José Emilio; Pellicer López Carlos; Peralta Braulio; Pérez Tamayo Ruy; Pettersson Aline; Rivera Arturo; Rojo Vicente; Rubio Luis; Rudomín Pablo; Sefchovich Sarah; Seligson Esther; Schjetnan Garduño Mario; Servitje S. Lorenzo; Shabot Esther; Sheridan Guillermo; Stavenhagen Rodolfo; Turok Antonio; Turrent Isabel; Valenti Giovanna; Villoro Juan; Woldenberg José. Acuña González Beatriz; Achar Judy; Achar Marcos; Achar Victor; Aguilar Roblero Rafael; Aizenberg Edna; Alatorre Silvia; Alazraki de Chenillo Sylvia; Alazraki Rita; Alberro Solange; Alcubierre Miguel; Alerhand David; Alerhand Miriam; Aliphas Amnon; Alonso Coratella Guadalupe; Alonso García José Antonio; Alonso Guadalupe; Alvarez Bejar Alejandro; Alvarez Herrasti Diego; Álvarez Lilian; Ambe Attar Isidoro; Amkie Jessica; Anabi Abraham; Antebi Alberto; Anuzita Z. Gotzon de; Arditti Ilán; Arias Ima; Askenazi Sutton Abraham; Attie David; Ayala Alejandro; B. Isaac; Baptista Lucio Pilar; Bargas José; Barrera Rubén; Bay Mercedes; Bazúa Fernando; Becerra Arturo; Becker Feldman Arie A.; Becker Vivian; Begún Arturo; Beja Familia; Bejar Moscona Gabriel; Bejar Picker Alexander; Bejar Picker Batya; Bejar Picker Nisso; Bendesky Andrés; Berger Miriam; Bergman Marcelo; Berman Feigue; Berman Moisés; Berman Mónica; Bernal Gloria Elena; Berruecos Joaquín; Bessudo Patricia; Betech R. Emilio; Bierzwinsky Seinder Guillermo; Birman Eduardo; Bizberg Ilán; Bleier Aída; Blejer Eder Daniella; Block Cabrera Malú; Bohigas Joaquín; Bottinelli Cristina; Botton y Beja Flora; Botton Beja Julio; Botton Burlá Flora; Bracho Carbajal Alberto; Bracho Felipe; Brodsky Marcelo; Bronsoiler Charlotte; Bronsoiler Henry; Broussi Carol; Broussi Jeannete; Buchwald H. Isaac; Buchwald Esther; Buchwald José; Bunge Carlos; Burstein W. John; Cabral Guillermina; Calderón Rosa; Camhi Rachel; Cassab Adel; Castillo-Nájera Oralba; Catarrivas Ivette; Cazes Abraham; Ciuk Perla; Clavé Eduardo; Cohen Asse Moises; Cohen Cohen Moises; Cohen Sacal Gania; Cohen Eduardo; Cohen Esther; Corenstein Becky; Corenstein Martha; Corichi Alejandro; Corona Dora; Cung Sulkin Paloma; Cung Cecilia; Czitrom Steven; Chadin Malvina; Charabati Esther; Charabati Freddy; Cheja Chaya Nissim; Cheja Mochon Carlos; Chelminsky Hilel; Chenillo Alazraki Paola; Cherem Abraham; Cherem David; Cherem José; Cherem Linda; Chmelnik Enrique; Chmelnik Iliana; D’Olivo Juan Carlos; Dalma-Weiszhausz José; Dana Karen; Daniel Zaldivar; Dayan Yedid Abraham; Dayan Allegra; Dayan Isaac; Dayan Jacobo;; de la Hoz Marianela; de Lara Gomís Sebastián; de santiago José; del Tronco Paganelli José; Derzavich Jack; Diazmuñoz Gómez Jesús; Domínguez Blanca; Dreyfus George; Druker Raquel; Dubson Ana; Dubson Arturo; Dychter P. León; Eichner Samuel; Elterman Z. Hilda; Estrada Saavedra Marco; Fainstein Daniel; Falomir Ricardo; Feinholz Dafna; Fernández-Macgregor Laura; Finkel Bitty; Fischer Deborah; Flaster de Solay Gita; Fleischer Hanna; Flisser Ana; Fortes Elena; Fortes Jaqueline; Fortes Mauricio; Franco Urquidi Ileana; Frank Katya; Frank Mauricio; Fridman Israel; Galicot Jaye; Gall Olivia; Galván Norberto; Garber Diana; García Briseño Julio; García Calderón Gastón; García Delgado Manuel; Garcia Martinez Raul Ivan; Gittler Zonana Rosa; Glatt Allan; Glatt Nelly; Glatt Taly; Gleizer Abel; Gleizer Daniela; Gojman Jezior Ana; Goldbard Enrique; Goldberg Diana; Goldin Daniel; Gomís Anamari; Gomís Pepita; González Mateos Adriana; Gonzalez Reimann Luis; González Gisela; González María; González-Camarena Marcel; Gorbach Frida; Gorinstein Vivian; Graisbord Boris; Graizbord Carlos; Green Marcos; Greter Patricia; Grez Jaime; Grimm Guillermo; Grinberg Z. Gerardo; Grinberg Mario; Grinberg Nathan; Grobeisen Noemí; Grobeisen Sharon; Grunberger Bertha; Grunberger Jessica; Grunberger Mary; Gugenheim Ariela K; Guillén Diana; Gulfrajnd Miriam; Gurvich Natalia; Guzik Orli; Haber Esther; Haiat Betina; Haim de Botton Dolly; Haime L. Luis; Haime Anita; Hamra Sassón José; Hamui Dabbah Familia; Hamui Picciotto Jeannette; Harad Hass Orli; Hernández Castillo Aída; Hernández Rodriguez César; Herrera Julio; Hesse Peter; Himelfarb Eduardo; Hirshfeld Bejar Jacklyn; Hirshfeld Linda; Hoeflich Martha; Hoffman Claudia; Hoffman Odile; Hoffs Annabelle; Huarte Cuéllar Renato; Huberman Alberto; Huberman Muñiz Rafael; Isaak Dinorah; Islas León D; Iszaevich Ofelia; Itzkowich Eduardo; Jacob José; Jacobs Barquet Patricia; Jinich Armando; Joffe Moisés; Joffe Raquel; Juárez W. Rebecca; Judisman R. Miguel; Kalach Kichik Regina; Kalb Ricardo; Karakowsky Yael; Katz Noé; Katz Peter; Kaufer Martha; Khan Elena; Khebzou Jessica; Kleiman Bertha; Korzenny Schneeweiss Miriam; Kozer José; Kraus Isaac; Kraus Ariela; Kraus Eitan; Laddaga Josefa; Ladelsky Isaac; Lan Agami Sisel; Lasky Benito; Lasky David; Lasky Donatella; Lasky Linda; Lemus Renato; Lerman Rebeca; Leventhal Susana; Levine Hela; Levy Marcos; Liberman Lillian; Lichi Jorge; Linder Aronowitz Saul; Lisker-Melman Mauricio; López Garza David; López Marcel; López- Morton Luis C.; Lorenzano Pablo; Marcovich Eva; Marcushamer Noemi; Margolis Aarón; Margolis Jacobo; Markova Nadine; Martínez Arturo; Martínez Gina; Massry Ema D.; Mayer Daniel; Mayer David; Megged Nahum; Melgar Palacios Lucía; Melman Szteyn Estela; Menassé Adriana; Menassé Aline; Menassé Sofia; Mendelsohn Quique; Menéndez González Fernando José; Merikanskas Mauricio; Meschoulam Uziel Mauricio; Metta Cohen Marcos; Meza Isaura; Michan Karen; Mileris Nurit; Milstein Tobele; Miller David; Molina Ana; Molina Mauricio; Mondlak Moisés; Montiel Elbin Teresa; Moscatel Issac; Mosches Eduardo; Moshinsky Moisés; Muller Dora; Muñoz de Baena Guillermo; Murow Esther; Murúa Beltrán Gall Sofía; Mustri Gabriela; Nagar M. Elias; Nanes Mauricio; Narvaez Talavera Vanessa; Nestel Manuel; Nissan Luna; Noriega Maria Elena; Nosnik Bronia; Nosnik Martha; Okon Elías; Okon Lázaro; Okon Yonatan; Ordorica Manuel; Ortiz Monasterio Leonor; Ortiz Marcos; Otamendi Araceli; Ovseyevitz Ruth; Pantoja Bertha; Pavlovich Gastón; Pech Cynthia; Perelman Luis; Perkulis Diana; Permuth Jaime; Pessarodona Marta; Picciotto José; Picker Schatz Ziva; Pisanty Alejandro; Politi Claudia; Politi Fani; Ponce de León Samuel; Porras Juancarlos; Portillo Isaura; Portnoy-Berner Jane; Presburger Rosa; Prieto Francisco; Puppo Giancarlo; Quevedo Hernando; Radosh Roxana; Rapoport Leonardo; Recht Benjamín; Richheimer Roberto; Richheimmer Mónica; Rivadeneyra Sil Giovanna; Robins Ostrowiak Hilda; Rodrigo Salazar Elena; Romano de Fasja Aurora; Rosenbaum Tamara; Rosenberg Alan; Rosenfeld Katz Sandra; Rosental Jane; Rosenthal Jacobo; Rosenthal Sore; Rubinstein Michel; Rubio Paulina; Rudman Pola; Russek Villalobos Daniel; Saadia Marc; Saba Miriam; Sacal Sara; Saed Grego Raquel; Saed Ivonne; Saed Amelia; Sáez Margarita; Sala Monovitz Alejandro; Samra May; Sarfati Mizrahi David; Sarnowm Eddie; Schatan Claudia; Schatz Jonathan; Schejtman Ilana; Schifter Gitta; Schyfter Guita; Sefchovich Flor; Shabot Z. Alfredo; Shabot José; Shabot Moisés; Shabot Raquel; Shabot Salomón; Shade Eunice; Shapiro Alejandro; ShapiroAlta K. de; Sheimberg Abraham; Shein K. Janet; Shein Max; Shein Rosa; Shterm Mark; Silva Ricardo; Simpser Boris; Slomianski Isaac; Snaiderman Benjamin; Sod Daniel; Sod Jordi; Solari Ana; Sonabend Adam; Sonabend Fanny; Sonabend Roberto; Sotelo Schmelkes Quetzalli; Spenser Daniela; Stark de Bialostocky Elena; Staropolsky Frida; Staropolsky Mardoqueo; Steinberg Eny; Stepensky Estela; Stepensky Saúl; Stern Claudio; Stern Judy; Stern Julio; Stillman Patsy; Suárez Paulina; Sudarsky Daniel; Sussman Roberto; Sverdlin de Radosh Silvia; Szurmuk Mónica; T. De Aderman Susy; Tagüeña Julia; Tanur Daniel; Tarragona Margarita; Tayan David; Temkin Benjamín; Tiktin Esther; Tiktin Moisés; Tiktin Ruth; Torenberg-Gelemovich Jenny; Torres Manuel; Treistman Guillermo; Trottner Tamara; Turbiner Alexander; Turok Kipi; Turquie Esther; Tyrtania Leonardo; Unikel S. Alejandro; Unikel-Fasja Mónica; Urow Diana; Valdés Ugalde Francisco; Valencia García Jorge; Valle Santillero Leolinke; Varela Petit Gonzalo; Varón Victoria; Villegas Paloma; Viskin Jacobo; Viskin Nathan; Vit Laura; Vit Pedro; Vizcaíno Suárez Adriana; Waisser R. León; Wapinsky Jacobo; Wasserman Kurt; Weinstock Moises; Wertman Paulina; Wincour Mariana; Woldenberg Sara; Wolf Bernardo; Wolff Hirsch Ilana; Woloski Zev; Yankelevich Pablo; Yeger Perla; Yoselevitz Lysette; Zack Dubovoy Celia; Zaga Hazan Olga; Zagury Ana; Zajdman Roni; Zaldívar Alcántara Daniel; Zaltzman de Ruby Amy; Zaslavsky Danielle; Zavala y Alonso Manuel; Zonana Aron; Zonana Moses A.; Zondowicz Jaime; Zukerman Moisés. Responsables de la publicación: Alejandro Frank y Olivia Gall

Santas depresiones, Batman

Un amigo sugirió, al ver mis dibujos, que yo estaba deprimido. Vio muchos personajes y se supone que ninguno de ellos miraba al frente, al eje óptico, al espectador; como sí hace el dibujito de aquí arriba. Todos ellos tenían los ojos puestos fuera de cuadro. De modo que podríamos decir, si la teoría de mi amigo es cierta, que un personaje que está deprimido articula el espacio off. Ver clase de Ayala Blanco sobre la actuación del espacio en el cine. Lo que pasa fuera del cuadro es más importante que lo que pasa dentro. El ojo ve, pero el oído imagina (Bresson)

La verdad es que muy pocos personajes del cine miran a la cámara. Tin tan lo hacía. También el Negro Olmedo. A ninguno de ellos podríamos llamarlos depresivos.

Contaba mi amigo el Benja, que el Negro Olmedo murió cayendo de un piso once, pero no por lanzarse, él jura que el Negro estaba gastando una broma:

-¡Que me tiro!

-No, Negro, no, ¡vuelve a la cama!

Y en ese momento, habría perdido el equilibrio fatalmente.

La historia que empezó el viernes

A Raulín

En 1997 acudías a la Cinemateca Buñuel y todo era nuevo. Lo nuevo no era el edificio, que de hecho es tan viejo, que Juan de Palafox, el obispo, mandó construir un túnel que comunica por debajo de la cinco poniente a la catedral de Puebla con la taquilla de la sala. Era nuevo como si hubieras recibido el don de lenguas y de repente entendieras alemán. En ese lugar, con el programa de mano en forma de cuadrito, conocí el cine de Fassbinder, Herzog. Habitación 666 y oí la voz de Godard por primera vez. Y vi "Yo te saludo, María"; en la que una virgen heroína embarazada juega basketball.

Eso a cualquier adolescente le cambia la vida.

***

En el Ficco pasado me quejé con Jorge Ayala Blanco de que "en Puebla no hay nada".

-Hay que hacerlo todo, entonces. -Me respondió.

***

Y por sorpresa, la UAP inauguró el viernes un cineclub universitario en su Centro Cultural Universitario con "Sin aliento" de Godard, la película con la que el cine comenzó de nuevo. Fui esperando una proyección en video en un salón de clases y me topé con una proyección 16mm en una sala tipo estadio.

***

Una vez, un amigo llevó a su sobrino al cine cerca de su casa, que presumía sus "salas tipo estadio". El sobrino entró a la sala y vio un poco desilusionado las butacas, iguales a los de todos los cines que conocía. Supongo que viniendo la invitación de mi amigo, imaginaba un estadio, estadio.

***

Bueno, empecé a saltar, literalmente de gusto. Tanto, que estoy -con la escasez de programas de mano que hay- transcribiendo y presentando el ciclo de inauguración completo, en este blog. Cuántos adolescentes verán su vida cambiada por Michel Poiccard y compañía. Cuántos se irán de pinta al cine y no a las cervecerías que les dan botellas de ron, a cambio de que se desnuden. Cuántos cómplices habrá. Cuántos nuevos amigos -como tengo el gusto de tenerlos yo- pueden ir a Berlín y decir, viendo a las voceadoras callejeras:

- "New York Herald Tribune".

Una conversación detrás mío, sobre Mariloli Peyón

Unas chica detrás de mí hablaba sobre la mujer de las noticias del 3, Mariloli Peyón, decía que le caía bien. Me pareció muy raro, porque Peyón, como todos los lectores de tvnoticias en Puebla, es una gobiernista antipática; de modo que intervine.

-Disculpa, dices que te cae bien Mariloli Peyón, seguro porque no tienes que escuchar sus noticias...

-¿Perdón? De hecho yo soy su directora de información. ̶Contestó la aludida.

-Aaaaah, entonces no sólo las escuchas, sino que tú las haces. ̶Eché a reír muy divertido.

(Creo que sólo hubo risas de mi parte)

De la secuencia animada del documental "El milagro de Papa"

Protesta estudiantil en el informe del rector de la Universidad Intercultural del Estado de Puebla. Denuncian al rector Vicente Luna Patricio y al secretario académico Fabián Baltasar Nieto por despidos injustificados de maestros, incompetencia laboral y acoso a estudiantes disidentes. Huehuetla, Puebla, 27 de febrero de 2009 Durante el segundo informe de actividades del rector Vicente Luna Patricio de la Universidad Intercultural del Estado de Puebla, estudiantes indígenas de la Licenciatura en Lengua y Cultura, subieron al templete y tomaron el micrófono para leer un comunicado en el que denunciaron irregularidades en la gestión de Luna Patricio. Cuando la estudiante Georgina Ordaz Bonilla tomó el micrófono y anunció que los estudiantes habían decidido externar sus inconformidades hacia la rectoría, personal de intendencia, por órdenes del secretario académico Fabián Baltasar Nieto, apagó el aparato de sonido, pero ante la rechifla y los gritos de los asistentes, tuvieron que conectar nuevamente el micrófono. Respaldada y resguardada por un grupo de estudiantes, Georgina Ordaz, estudiante del cuarto semestre, leyó el comunicado estudiantil en el que se mencionaba “como bien sabemos el rector político de nuestra universidad no tiene un informe que rendir porque en realidad dentro de la universidad no se han visto avances, él sólo está enfocado en su política pensando que esta casa de estudios es una casa de campaña”. En el mensaje se exigía el cese del rector Vicente Luna y del secretario académico Fabián Baltasar Nieto, de quienes dijeron han recibido amenazas y chantajes. Los estudiantes denunciaron que Luna Patricio y Baltasar Nieto han despedido por diferencias ideológicas y políticas a un importante número de maestros, lo cual ha truncado la continuidad de las investigaciones emprendidas bajo la asesoría de varios de los despedidos. Se denunció también que estos personajes han prohibido todo intento de organización estudiantil, y que han mostrado una negativa total a que los estudiantes nombren consejeros que los representen. A nombre de sus compañeros, Ordaz Bonilla, destacó que es mentira la información que se maneja en la promoción de la UIEP “La universidad no cuenta con todos los servicios que se han promocionado durante la difusión como son: cafetería, servicio de internet, y el laboratorio de idiomas no funciona correctamente” y que tampoco se desarrollan las lenguas mixteca, tepehua, popo loca, mazateco, otomí como se señala en los trípticos de difusión. En el comunicado se denunció también la tala irregular de más de cinco hectáreas de monte perteneciente al predio de la UIEP, que autorizó Luna Patricio y promovió Baltasar Nieto, para ser rentadas a comuneros indígenas para la siembra de maíz, a pesar de que una de las carreras que oferta la Intercultural es “Desarrollo Sustentable”. Los estudiantes lanzaron la petición al gobernador Mario Marín Torres, de que remueva de su cargo a Vicente Luna y a Fabián Baltasar, y ponga en su lugar a académicos con experiencia en educación superior y en el terreno de la interculturalidad, y concluyeron que redoblarán esfuerzos para que sus peticiones sean atendidas.
Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.
Hay que respetar el dolor ajeno. Guardar un silencio prudente. Y al mismo tiempo parar al que miente diciendo que el que fue un ladrón no lo fue.

2008, año del plagio y del crack

Como bien hizo notar José Hernández, el libro Televisa Presenta es un burdo plagio a Physiognomy. La autora total Gabriela Saavedra se robó, y luego vendió como propia la idea general y a veces, como en el caso de la pecera de Chris Rock, Eduardo Videgaray y Mark Seliger, hasta los detalles particulares de las fotos de Seliger. Los colores y todo. Y uno se pregunta cómo habrá planteado nuestra autora Gabriela Saavedra cada una de las ideas a sus colaboradores. "Se me ocurre que metas la cabeza en la pecera..." Esas palabras hubieran quemado la boca de cualquier ladrón. Se me ocurre.

Y luego, NFC hizo notar el hurto, que no robo, -diría la tía Violeta cuando alguien señalaba el logo de "Iberia" en sus cubiertos-, que supuso el cartel del Ficco 2009, respecto de aquella portada de The Economist.

Y yo quiero decir que no estoy de acuerdo con los autores de ese blog respecto de que son parecidos razonables; puesto que alguien (Daniel Israel García Casillas) recibió un premio costoso gracias a la idea de alguien más. -Y también por la buena realización de esa idea, dirán algunos.

Aquí llego al motivo de este texto. Fíjense cómo el cartel copia ha dilapidado todo el sentido. Si el monito del cartel negro hace malabares es por curioso, para ver de cerca una chingaderita que cuelga de la telaraña.

Si el monito del cartel amarillo hace malabares, es porque...

...Es porque está trabajando, (¿de sonidista, de tramoya, de staff?) en una producción cinematográfica, respecto de cuyo sonido o imagen él no puede opinar, sólo recibe órdenes. Aquel para quien trabaja lo está haciendo correr riesgos innecesarios, sin alguna Marcela Fernández del sindicato del cine que lo proteja. Pero es en su poética sombra de obrero calificado que se refleja el ángel de la independencia. ¿Para qué, de qué, por qué? Para que se vea bonito. Para superar visualmente al cartel negro, lo que no puede hacer de ninguna otra manera. Escuchemos al autorazo del cartel amarillo:
"Para alcanzar un objetivo tenemos que superar una serie de obstáculos, para esto es importante tener paciencia y ser constantes, pues sólo así lograremos llegar a donde queremos".
La cereza en el pastel es que el Ficco 2009 tiene como tema de reflexión en su sexta edición a los derechos de autor. Qué imagen más adecuada eligieron.

Por cierto, este año ya habíamos hecho un merecido homenaje.

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Insiste

....