----------------------------------------------- */ Blog de Luis Ricardo Ramos: junio 2009

Calamaro rompe jarrones en hotel de Puebla

De lo que pasó después, es fácil hablar. Calamaro acusó al hotel de que alguien le robó dos computadoras personales. Como el hotel no se hizo responsable por los objetos no entregados en la caja, Andrés tres pies montó en cólera y rompió un tibor de un metro, aproximadamente. O sea, un promedio entre su estatura y la de Candy Caramelo.

Del concierto, el recuento es más difícil. Me acuerdo que el autor de Bienvenidos al hotel, quiso entrar al coro aquél de: porque sí, porque sí, porque sí; una estrofa antes, en Sin documentos, cosa que cualquiera puede relatar, menos el reportero de Milenio Puebla. También la euforia del público por corear Olé olé olé Andrés, pero ninguna euforia por ovacionar a Tito Dávila, tanto que el argentino exclamó: "Si van a aplaudir así, voy a llorar".

Antes, Copa Rota, El salmón, La parte de adelante. Ese juntarse bajo y guitarras para tocar agachados, codo con codo, frente al público; como los Stones. Esos pantalones entubados a la Bob Dylan. Ireri que muere un poco con Tuyo siempre, y a mí, que me encanta oírlo: Quiero arreglar todo lo que hice mal, todo lo que escondí, hasta de mí.

Y otra vez, como en octubre, terminó Estadio Azteca con el Martín Fierro.

“Gracias le doy a la virgen/ gracias le doy al Señor/ Porque entre tanto rigor y habiendo perdido tanto/ no perdí mi amor al canto, ni mi voz como cantor”.

iGoogle Theme

Hemos lanzado un par de diseños para la página de inicio iGoogle, el lugar que te permite leer tus mails, revisar seis o siete diarios, tuitear, feisbuquear, etc. desde la misma página. Para probar el tema, dar click en la imagen. A la derecha está el otro diseño.

***

Qué bonita vecindad, el distrito 9 de Puebla

Al ver a la horrible candidata del combo PT-Convergencia que va por mi distrito; y sobre todo al oir sus gritos enloquecidos. Al recordar su promesa de hace un par de años, cuando al final de la mega marcha contra Mario Marín, el góber de los amigos pederastas, la ahora candidata prometió irse a vivir a una vecindad, se retractó y quiso confundirnos respecto de su concepto de pobreza. Por cierto, concepto y práctica que nunca le pidió nadie. Al verla como alternativa tan a la altura del PRD chucho, o del PRI, o de cualesquiera siglas intercambiables, consideré por primera vez la anulación de mi voto.

Pero la cuestión no es la candidata de "qué bonita vecindad, que bonita vecindad, es la vecindad de Maru, que no vale ni un cantavo, pero es linda de verdad". Porque finalmente, la esposa de Samuel Malpica no llegará al congreso. Voy a votar por el PT para mandar más diputados plurinominales del movimiento social a San Lázaro. Alejandro Encinas, por ejemplo.

Habrá que preguntar a la Coalición Salvemos (a) México de dónde sacaron tremenda candidata, pero mientras tanto habrá que decir algo sobre la anulación. Vale la pena tratar de anular al PRIAN y la debacle económica neoliberal. El único que puede hacerlo es el movimiento que dirige el Peje.

Archivo en precipicio