El Cierre de AMLO en Puebla, estadio de beisbol

AMLO final meeting in Puebla, before election

Era un poco raro para nosotros explicar porqué se nos salieron unas lagrimitas. Algunos pequeños temían que llegaran personas malas a agredirnos en el cierre del candidato de izquierda, López Obrador; explicamos que nosotros somos pacíficos y que nos cuidamos muy bien. Nuestra emoción no era miedo. ¿Pero qué era?

Primero fue recordar el 2006, lo cerca que estuvimos de llevar a un hombre decente a la presidencia. Lo cerca que estuvimos de la desesperación de no poderlo hacer, los poquitos metros que nos separaban del Palacio Nacional, que a una sola voz del líder tabasqueño hubiéramos tomado sin problema. Pero no lo hicimos, porque somos pacíficos.

Segundo era tener a nuestras pequeñas aquí junto, como cuando a Ireri la llevaron en 1988 al zócalo capitalino a conocer a Cuauhtémoc. Así va a ser en nuestra familia, porque nos corresponde ser de izquierda y alzar la voz para que las cosas sean más justas para todos. Ahora sabemos lo que es llevar esa responsabilidad a cuestas, la de tener antepasados que hicieron la Segunda República Española, tíos, padres, primos que podrían sentarse a disfrutar del mundo injusto, porque teniendo tantas posibilidades, educación, inteligencia, no es difícil tener también el dinero y perder la brújula.Pero es imposible, algo nos llama a estar a la altura de ellos, quizá son nuestros niños, quizá nuestros mayores.

Es todo eso junto lo que nos emociona, el volver a estar cerca de llevar a un hombre decente a la presidencia.

Publicar un comentario

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Insiste

....