La revolución de Cempasúchitl

Hace seis años Andrés Manuel se dirigió a nosotros después del fraude electoral. Dijo frente al zócalo repleto: "Lo que sigue es la revolución..." Hizo una pausa y continuó: "...de las conciencias". Luego de la aclaración, algunos respiramos aliviados, a otros se les notó la decepción. Yo era de los aliviados.

La razón de mi alivio es, supongo, muy entendible. La idea que tenía de revolución en 2006 era la de la revolución mexicana, también desde luego, la cubana y la bolchevique. Especialmente, pensaba en aquellos que, siguiendo estos tres modelos durante la llamada guerra sucia de los años setenta y ochenta, encontraron la muerte y la tortura. Muerte, tortura y derrota. No sonaba bien la idea de la revolución.

#yosoy132
Por supuesto que Gene Sharp ("De la dictadura a la democracia") nos ha mostrado una forma diferente de hacer la revolución. Un modo de terciopelo, de alfombra de flores, en nuestro caso. La revolución organizada por internet, llevada a las calles en movilizaciones y mostrada iconográficamente en todas partes, es el modelo de revolución en el que no pensaba López Obrador durante ese discurso de 2006, ni yo tampoco. Vaya que la vida te da sorpresas.

Una florecita a las fuerzas del orden, lo que sigue es la revolución de cempasúchitl.
Publicar un comentario

El analfabeta político / Bertolt Brecht

El peor analfabeta es el analfabeta político. No oye, no habla, no participa de los acontecimientos políticos.
No sabe que el costo de la vida, el precio del frijol, del pan, de la harina, del vestido, del zapato y de las medicinas, dependen de decisiones políticas.
El analfabeta político es tan ignorante que se enorgullece y ensancha el pecho diciendo que odia la política.
No sabe que de su ignorancia política nace la mujer abusada, el menor abandonado, y el peor de todos los bandidos que es el político corrupto, mequetrefe y lacayo de las empresas nacionales y multinacionales.

Insiste

....