Pessoa y Lisboa


No recuerdo quien me dijo que Lisboa es la ciudad más bella del mundo, pero tampoco olvidé la recomendación, por suerte. Así que aquí estamos. Debo decir que la ciudad no ha quedado a deber. Lo que la diferencia de otros lugares señoriales es su espíritu, vivo, lejano de las ciudades turísticas renovadas, tan cercanas a los parques de diversiones.

Por la calle vemos casas-monumentos históricos habitadas por perros callejeros, borrachines, sombrillas hurtadas de algún bar. También palacios, dignos de albergar a los seres humanos más ilustres del país...

... y leyendas. La más hermosa de ellas es la del burócrata de múltiples personalidades y ligera sensibilidad, como la pluma de un gallito que se eleva por la brisa del mar. Fernando Pessoa, quien dijo:

Oh mar salado, cuánta de tu sal son lágrimas de Portugal

De Pessoa y de Saramago, que nos han dejado trabajar en su biblioteca y sentarnos a su mesa, tendremos que hablar en particular muy pronto. Mientras tanto, la primera imagen, bestia mitológica que aparece entre los símbolos de Portugal.

Entradas populares

Primer manifiesto surrealista [1924] Por André Breton

Lo nuevo es lo olvidado: Luis Ricardo en Liliput Galería Experimental

Acción Mutante: yo en el rock

La abuelita

Inaugura "Cómo se cuenta un chiste". Monos de Luis Ricardo en El Restaurantero Anarquista

Pomodoro/ Composiciones en collage

El trabajo de Luis Ricardo desde que conoció el color

Entradas populares

Primer manifiesto surrealista [1924] Por André Breton

Inaugura "Cómo se cuenta un chiste". Monos de Luis Ricardo en El Restaurantero Anarquista

Cartel de Alejandro Magallanes y peliculón de Raúl Fuentes