----------------------------------------------- */ Blog de Luis Ricardo Ramos: 2014

Orson Welles habla del pene de Chaplin

Orson Welles pasó muchos almuerzos en un restorán de Hollywood que no tenía letrero, ni teléfono, de nombre Ma Maison. Su amigo Henry Jaglom grabó cientos de cintas grabadas de 1983 a 1985 de conversaciones privadas de una franqueza apabullante. Por ejemplo el rencor de Orson Welles por haber colaborado con Chaplin en la concepción de Monsieur Verdoux, pero haber recibido el ridículo crédito "basado en una idea de Orson Welles".

Otro momento que el cineasta de Ciudadano Kane recuerda como humillante fue el haber perdido la Palma de Oro en Cannes (1966) contra Lelouch y haber recibido en cambio una mención.

Contra Woody Allen y Charlie Chaplin

Woody Allen tiene la enfermedad de Chaplin, dice Orson Welles. Esta enfermedad funciona así: "Mira qué pene tan pequeño tengo... ¿no me adoras por ello?".



En las cintas Orson Welles presenta a Chaplin como un artista sin genio para la comedia, que precisaba de un grupo de escritores de chistes, como si fuera un vulgar presentador televisivo. En una anécdota, cuenta Welles que uno de esos escritores de gags (gags writer) vino al set a contarle la gran idea que se le había ocurrido, pero Chaplin lo corrió, "no te quiero volver a ver aquí en mi set". Más adelante Orson Welles clasifica a Woody Allen como un autor "que presenta sus miserias en pantalla de modo terapeutico para causar risa".

La conversación, como la presenta el documental de BBC, se consulta aquí. Las cintas dieron también para la escritura del libro de Biskin "My lunches with Orson".

Luis Ricardo Ramos

#Cartells9N

No debería ser una sorpresa para nadie mi cariño por Catalunya. Mi hija se llama Laia en honor de esa patria y de esas amigas y amigos.  Como yo me precio de nunca haber dejado a un compañero solo y como los catalanes nos han pedido una contribución para que el Estado español reconozca la consulta del 9 de noviembre, aquí mi participación a toda velocidad para la convocatoria de #Cartells9N. Déjenlos votar y decidir, you bastards.

La libélula

Un pequeño dibujo que hice en Las Calandrias, restaurante de Atlixco. Luego agregué color en el Sketchbook, del teléfono. Es como un hombre y una libélula, no pudiendo volar.  

***
Últimamente me siento más cerca que nunca de afianzarme en mi trabajo soñado como profesor de cine y animación. Se acerca mi examen profesional en la Maestría de Educación Superior y soy consejero por los maestros de cine en el Consejo de la Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales de la Autónoma de Puebla. En el Instituto Torres Bodet voy bien también, Fidel.

La abuelita

INTERIOR Sala de la abuela DÍA

En la sala, una ABUELA ofrece dulces de una pecera a una NIÑA. La NIÑA toma uno y lo prueba. Le sabe amargo. La ABUELA la mira con preocupación, le da una palmada en la espalda y la NIÑA se traga el dulce. Las pupilas de la NIÑA se dilatan. 

INTERIOR Cocina DÍA

La NIÑA saca del horno unas galletas y se las muestra a la ABUELA orgullosa. La abuela toma una en una servilleta, le sopla para enfriarla y la muerde. Las pupilas de la ABUELA se dilatan.

Imagen de Draconion (Javier Noé Sosa H.)

Las vueltas que da la vida

Doy de vueltas por la casa a las tres de la mañana, con mi hija en brazos para dormirla, sólo porque miles de años atrás nuestros antepasados eran nómadas. Según esta lógica, dentro de diez mil años los padres simularán estar en un macdonalds y sus hijos en una cama de pelotas, conceptos que no entenderán del todo; pero sólo fingiendo estar en esas condiciones todos ellos alcanzarán la paz necesaria para poder dormir.

El faro, cuento de Juan José Arreola

Lo que hace Genaro es horrible. Se sirve de armas imprevistas. Nuestra situación se vuelve asquerosa.

Ayer, en la mesa, nos contó una historia de cornudo. Era en realidad graciosa, pero como si Amelia y yo pudiéramos reírnos, Genaro la estropeó con sus grandes carcajadas falsas. Decía: "¿Es que hay algo más chistoso?" Y se pasaba la mano por la frente, encogiendo los dedos, como buscándose algo. Volvía a reír: "¿Cómo se sentirá llevar cuernos?" No tomaba en cuenta para nada nuestra confusión.

Amelia estaba desesperada. Yo tenía ganas de insultar a Genaro, de decirle toda la verdad a gritos, de salirme corriendo y no volver nunca. Pero como siempre, algo me detenía. Amelia tal vez, aniquilada en la situación intolerable.

Hace ya algún tiempo que la actitud de Genaro nos sorprendía. Se iba volviendo cada vez más tonto. Aceptaba explicaciones increíbles, daba lugar y tiempo para nuestras más descabelladas entrevistas. Hizo diez veces la comedia del viaje, pero siempre volvió el día previsto. Nos absteníamos inútilmente en su ausencia. De regreso, traía pequeños regalos y nos estrechaba de modo inmoral, besándonos casi el cuello, teniéndonos excesivamente contra su pecho. Amelia llegó a desfallecer de repugnancia entre semejantes abrazos.

Al principio hacíamos las cosas con temor, creyendo correr un gran riesgo. La impresión de que Genaro iba a descubrirnos en cualquier momento, teñía nuestro amor de miedo y de vergüenza. La cosa era clara y limpia en este sentido. El drama flotaba realmente sobre nosotros, dando dignidad a la culpa. Genaro lo ha echado a perder. Ahora estamos envueltos en algo turbio, denso y pesado. Nos amamos con desgana, hastiados, como esposos. Hemos adquirido poco a poco la costumbre insípida de tolerar a Genaro. Su presencia es insoportable porque no nos estorba; más bien facilita la rutina y provoca el cansancio.

A veces, el mensajero que nos trae las provisiones dice que la supresión de este faro es un hecho. Nos alegramos Amelia y yo, en secreto. Genaro se aflige visiblemente: "¿A dónde iremos?", nos dice. "¡Somos aquí tan felices!" Suspira. Luego, buscando mis ojos: "Tú vendrás con nosotros, a dondequiera que vayamos". Y se queda mirando el mar con melancolía.

FIN
Luis Ricardo Ramos #ARPABUAP
Luis Ricardo Ramos, artista de la BUAP

Primer aniversario de la carrera de cine de la BUAP (ARPA)

Lo han dicho muy bien mis compañeros. Han descrito el espíritu que nos impulsa en esta Escuela de Artes Plásticas y Audiovisuales. Debo decir que yo no soy de ese núcleo germinal, yo llegué después, en las condiciones que relataré a continuación. 
Un día, después de que fue aprobada la carrera, me llamó Enrique, coordinador de la licenciatura en Cine de la Autónoma de Puebla, y el estómago me dio un vuelco.

Es justamente una historia de película. No de esas películas taiwanesas que paso en clase, sino del tipo de los Blues  Brothers o de los Muppets. (Hay que juntar a la banda, ¿dónde está Luis Ricardo?) Yo había dejado de dar clases de cine en la universidad privada. Les diré la razón. Mi trabajo era el más fácil del mundo. Yo era el adjunto de los maestros de Lenguaje del Cine, ganaba más o menos el triple de lo que ahora gano en la UAP, pero no me gustaba. Lo que hacía era dibujar, escuchar la clase de mis compañeros --excelentes compañeros, eso sí-- y decir algo, a veces; esa opinión estaba tasada al tabulador más alto de la universidad.

ilustración de luis ricardo ramos
El ideario de ARPA UAP, libreta de Luis Ricardo
La vida fácil nunca me ha gustado, de manera que pedí a nuestro coordinador dar alguna clase por mi cuenta, pero no había mucho lugar, de manera que me fui separando. Afortunadamente para mi vida financiera, estudiaba la maestría en educación y había obtenido una plaza de maestro en la SEP. Daba "Historia de la Educación en México". Así estaba yo, hablando de Justo Sierra y del Tepochcalli; sindicalizado, escalafonario, basificado, cuando recibí la llamada de Enrique: 
--Maestro Ramos, deje usted lo que está haciendo, su cinematográfica vida no está acabada, el sueño continúa, puede usted volver a volar y a gozar del insomnio creativo que lo levanta del piso a treinta centímetros, porque la hora de la Historia ha llegado.
 Palabras más, palabras menos.



Luis Ricardo

A Alfredo Figueroa y la revolución triunfante de 1961

Repito en mi cabeza la historia como la escuché de uno de sus protagonistas. El 1 mayo e 1961 un grupo de estudiantes, entre ellos Alfredo, quien era un preparatoriano alto y fuerte, llamaron a la puerta del edificio Carolino, sede de la Universidad Autónoma de Puebla. Los estudiantes contaban con la confianza del "cochís", que es como llamaban a los trabajadores de mantenimiento y limpieza de la universidad. El cochís abrió y los estudiantes entraron, diez, veinte de ellos. Cerraron la puerta y anunciaron que desde ese momento, la universidad de Puebla estaba en control del pueblo. Se levantó un acta notarial y sellaron la oficina de la rectoría.

Sesión de Consejo Universitario en el Paraninfo de la UAP, ca. 1961.
***

La universidad, antes "Colegio del Estado", era un núcleo tan conservador  como las preparatorias católicas. Los alumnos de la UAP eran jóvenes de dinero, o de familias que hacían un esfuerzo económico grande para darle estudios a sus hijos, varones, casi todos. Acudían a clase de traje y sombrero, los que no tenían sombrero iban de gorra, hasta que trabajaban y podían comprarse uno. Cada fin de año escolar, una "junta de gobierno", autoridad por encima del Consejo Universitario que se vestía con ridículas togas y birretes, realizaba una misa solemne con la presencia del arzobispo de Puebla, en ese entonces, Márquez y Toriz.

***

La noche del 1 de mayo de 1961 se llevó a cabo una sesión extraordinaria del Consejo Universitario, se definió que "Si el grupo que tiene ahora en su poder el edificio (...) es mayoría (...) el sentir de los 4,000 estudiantes que exigen la renuncia de las autoridades universitarias, esta se llevará a cabo” (TIRADO, G. 2012). La asamblea ocurrió días después y eligió el día 9 al doctor Julio Glockner como rector de pleno derecho. Los grupos conservadores salieron hacia otras sedes, como el conservatorio de música o la facultad de medicina. Los "carolinos", como fueron llamados los bolcheviques poblanos que asaltaron el Palacio de Invierno carolino, llamaban a los disidentes de manera burlona "la universidad portátil" o "la universidad ambulante".

***

Si el movimiento de "reforma universitaria", como se denomina al grupo que tomó el Carolino en 1961, hubiera fracasado, si el gobierno de la universidad hubiera recaído en manos de quienes lo tuvieron siempre, aun así sería digno de contarse el episodio. En una familia de gente de izquierda, todos tenemos anécdotas de lucha. Yo por ejemplo puedo contar el "huelga" que canté con el Mosh en 2002, desde  luego en tono casi de comedia. Pero fijémonos bien, el único que puede contar que participó en una revolución triunfante es Alfredo, aunque no lo hace nunca. 

Afortunadamente para mí, lo contó una vez en Chiapas. Me contó cómo tomaron el edificio Carolino y cómo lo defendieron. Desde ese día lo repaso en la memoria: cochises, gobernador Madrazo, "la universidad ambulante", la junta de gobierno vestida con ridículas togas y birretes y claro, la maravillosa asamblea general capaz de poner como rector a un médico especialista en enfermedades venéreas, que recibía en su casa a sus alumnos para que comieran bien.

Años después, cuando mejoraron las condiciones económicas de la universidad, los cochises y todos los trabajadores ganaron derechos nunca vistos en instituciones análogas. Uniformes, zapatos, vacaciones, salarios mejores. Se logró el voto universal para la elección de las autoridades, los jóvenes de clases medias y los hijos de los obreros accedieron por primera vez a la educación superior. Entre ellos, mi papá, quien fue el primero en su familia en recibirse de ingeniero. La revolución que estalló el 1 de mayo de 1961 triunfó.

Todo mi cariño y reconocimiento a Alfredo Figueroa Ayala, padre de mi compañera Ireri. ¡Gloria Universidad, laica, gratuita y popular!



REFERENCIA
TIRADO, G. (2012) "PUEBLA. A 50 AÑOS DEL MOVIMIENTO ESTUDIANTIL DE 1961". Foro Universitario. Número 21, enero-marzo 2012. México D.F.: STUNAM.

Canciones poco aptas para arrullar a mi bebé

Esta noche me encontré arrullando a Laia con "Por quien merece amor" de Silvio Rodríguez. Es una canción más bien política (te molesta mi amor... y mi amor es un arte de paz). Ya otra vez la arrullé con "A chorus line" (?) --¿Se durmió? -- No, no se durmió. Pero puede estar orgullosa de que su padre es del showbiz.



Nadie me enseñó canciones de cuna.



"john the revelator" luis ricardo ramos

Acreditar licenciatura en Cinematografía

Hice ese trámite en la SEP. 
  1. Solicité en la DGAIR una evaluación por los saberes adquiridos por la vía laboral para el perfil de "licenciado en cinematografía". 
  2. La SEP me asignó una instancia evaluadora, equivalente al CENEVAL, pero más adecuada al perfil, que resultó ser el CUEC, donde hice mis estudios de cine en primer lugar. 
  3. El CUEC estimó que no necesitaba evaluarme y pidió que me extendieran título y cédula, lo que la SEP finalmente hizo en 2013.

Los hábitos más odiosos de los locutores de Puebla

Aquí vamos con las cosas más odiosas de los locutores de Puebla, de la estación en la que trabajo y de todas las demás, en particular de las frecuencias públicas y culturales. Por supuesto que yo mismo puedo ser uno de los flagrantes culpables de estas costumbres radiofónicas.
  1. Hacer voz de niños o de personajes de caricatura en los programas infantiles. ¿No han pensado que la gente puede ser divertida para los niños?
  2. Cortar las canciones para ponerse a hablar.  Año 1980. El locutor de media noche con voz sexy pasa llamadas al aire y de fondo se escucha una canción cachonda, que sube y  baja de volumen a placer. Este hábito es feo porque implica --aunque sea inconscientemente-- que lo que él o ella tienen que decir es más importante que la música, siempre cortable, bajable de volumen y mandable al fondo.
  3. Hablar y hablar sin poner ninguna canción. Un locutor puede o no ser profe, pero ante el micrófono se siente en conferencia magistral y nos sorraja sus opiniones una tras otra. La locución como medio de exposición personal y forma de hacer carrera como figura pública. Al diablo la audiencia.
  4. Que las conductoras realicen tareas secundarias, como dar los teléfonos y lleven secciones menores, como el clima o los espectáculos. Esto no sólo es odioso, sino criminal, porque reproduce un sexismo desde la radio y la televisión. En esto la radio comercial está mucho más adelantada, porque las estrellas de la radio grupera y popular son femeninas.
  5. El abuso del lugar común. Para graduarse de la escuela de comunicación, los periodistas, especialmente deportivos, deben acuñar metáforas domingueras o les niegan la cédula profesional. Al parecer, hay un manual que prohibe consultar el diccionario de sinónimos y antónimos, de manera que toda la vida escucharemos las frases siguientes: "el vital líquido", "el esférico" y "la máxima casa de estudios".
  6. Asumir que la audiencia necesita que le expliquen todo. Entre más cultural se asume el locutor, más obligado se siente a decir palabras rebuscadas para luego fingir ruborizarse por todos nosotros --pobres iletrados-- que seguramente no entendemos su altísima Kultur.
  7. Dar el santoral como noticia. Esto es tradición en la radio y TV de Puebla. El ritual es el siguiente: Una mujer (punto 4) dice el Santoral católico "hoy festejamos a Clodomiro..." En ese momento chusco otro de los conductores, casi siempre un hombre, dice "¿Quién se llama Clodomiro?". (Sonrisas).
Luis Ricardo Ramos

Luis Ricardo

Llamado al orden en la rebatinga por la Escuela de Escritores del Municipio de Puebla

Damas y caballeros

Presentaron la nueva escuela de escritores de Puebla. Ya habíamos presenciado el feo espectáculo de la separación sin previo aviso de Beatriz Meyer de la dirección de esa misma escuela y, ahora con mucho morbo, la comunidad esperó el nombramiento del sucesor, Jaime Mesa. 

Anel Nochebuena y el nuevo encargado de la escuela de escritores "E" Jaime Mesa
 “(La escuela) será un aleph literario en donde el alumno entrará y quedará potenciado para hacer literatura”, dijo Mesa y explicó las tres etapas que integran el proyecto. La primera de ellas, “el corazón” del programa, serán los 17 talleres estacionales que durarán dos meses, tendrán un costo de 350 pesos, iniciarán el 22 de abril y estarán a cargo de maestros poblanos o avencidados en la ciudad". Jaime Mesa en la presentación.
 Como respuesta, Beatriz Meyer corrigió algunos datos que fueron dichos por Mesa en la presentación, todavía con cierto enojo por haber sido separada del cargo: "la SOGEM en Puebla, tiene más de veinte años y la  IMAC-SOGEM funcionó tres años, desde 2008. Ese primer convenio lo firmó el Ayuntamiento de Puebla, la SOGEM y la Facultad de Filosofía y Letras de la BUAP". 

 A mí lo que se me hace triste es que se enojen nuestros talentos unos contra otros; porque al poner a un escritor talentoso y bienintencionado como Jaime, se valida un cambio de camarilla en el IMAC, que nos dispara una principal duda:  "¿quién diablos es Anel Nochebuena para la cultura de Puebla?" y también "¿a quién pingas consultaron para realizar su plan cultural?", es más "¿cuál es ese plan cultural"? La duda sobre la identidad de la nueva directora del IMAC quedó parcialmente esclarecida cuando Anel interrumpió (!) el concierto de Silvio Rodríguez en Puebla para decir que "no tenía palabras". Vaya momento inolvidable. Pero en fin, a lo que voy.

 Jaime Mesa posee una trayectoria como escritor que lo vuelve inobjetable para el cargo, como también me lo parece Michael López Murillo, quien coordina las exposiciones contemporáneas en la galería del palacio. Los dos tienen un curriculum y un trabajo en la comunidad artística de Puebla que bastan y sobran para el trabajo que harán, lamentablemente no puedo decir lo mismo  de la directora del IMAC, pero sí digo lo siguiente:

1. Jaime tenía que haber aludido y elogiado el trabajo que deja el equipo anterior por pura elegancia, y porque entiendo que mucho del plan que presentó para la nueva escuela había sido bocetado por ese equipo anterior. 

2. Me parece comprensible querer trabajar para el gobierno de la ciudad a la que amamos y queremos servir, pero les digo a mis colegas artistas que los gobiernos del PRI y del PAN nunca son leales y les recomiendo no colaborar con ellos,
porque mojado se enseña y a aullar amanece.

 Luis Ricardo

El lado brillante de la vida


El borrador de este texto era sombrío. Un recuento de cuan decepcionado estoy de mi héroe Woody Allen. Varios días después de guardarlo y cerrar el texto para siempre ―también de tomarme mi antidepresivo― ahora regreso con una visión más optimista de los artistas y los héroes.

En un mundo así, en el que muchos están dominados por sus lados oscuros, talentos egoístas disparados muchas veces por el miedo a quedarse solos o sin trabajo, ahí están los héroes solidarios. Artistas y científicos que se preocupan por el bien común y dan la triple lucha: sobrevivir, crear y ver por los demás.

Julio Cortázar, que apoyó la Unidad Nacional de Allende, al Frente Sandinista y la revolución cubana. Silvio Rodríguez, tan consistente que sólo optó por la guitarra después de probar con el fusil y ver con cual era mejor servicio a la causa. En México, escucho con agrado a Fernando Rivera Calderón, que sale sin tapujos a protestar por la venta de PEMEX y promover el congreso popular. Antes que él, Óscar Chávez, José Cruz, Xavier Robles. Rius, Jesusa Rodríguez, Fernando Del Paso, José Revueltas y, mucho antes, Ignacio Ramírez, El Nigromante.



Vamos con mucha alegría para mandar a la chingada al gobierno neoliberal que lleva 25 años en el poder. En el lado brillante de la vida no todo sale bien, al contrario, pero luchando vive uno más tranquilo, al menos puede uno dormir y ver a los hijos a los ojos, sin ninguna vergüenza.

AMLITO de José Hernández

luis ricardo ramos
Luis Ricardo

Luis Ricardo
luis ricardo ramos hernández

El trabajo de Luis Ricardo desde que conoció el color

Luis Ricardo Ramos

@ramosaparte en Instagram, @ramosaparte en Twitter, @luisricardo en vine.

Me gusta la ilustración, la pintura, el cine ―estudié cine en la UNAM― soy también un entusiasta de la animación, el humor y la política. Soy de izquierda. Aquí abajo he colocado una muestra de mi trabajo de ilustración.

"Esta es una de mis imágenes favoritas. Viene de dibujar encima de una ilustración del periódico ABC de España que traía un Dios como parte máxima de la evolución humana. A mí me parecía que le faltaba algo y quedó así. Un Dios y el ser humano identificándose mutuamente como creadores".

luisricardo
Creator of the Creator

luis ricardo ramos
Hombre leyendo

"Me gusta mucho dibujar en las cafeterías. Es algo que espero con ansiedad de la vejez, ir al italian coffee y leer el periódico ahí. Si estoy de humor puedo dibujar también, como a este buen hombre que capté, más o menos en la actividad que planeo realizar los próximos años, pasar el tiempo sentado en el portal".

Dibujo en una libretita o en un cartón. Luego, con más tiempo, le agrego colores en la computadora o en el teléfono. He descubierto algunas aplicaciones de dibujo que tienen capas, como el photoshop.

luis ricardo ramos
Ilustración.

Depende del garabato veo si le queda mejor un poquito de acuarela o mucho color puesto en el photoshop. La técnica de la pintura y del dibujo son bien distintas. En una lidera la mancha, en la otra, la línea. Yo soy un viejo lobo de mar en la línea, pero soy un novato en la mancha.

luis ricardo ramos

Tengo algunos cartones humorísticos y fotografías. Durante el 2007 trabajé en "La Jornada de Oriente", de manera que aprendí a dibujar al gobernador de Puebla y al candidato del PRI. Eso fue divertido y un poco frustrante, porque es muy difícil influir en la opinión pública. Uno tiene una capacidad muy limitada para denunciar y un eco muy corto de su trabajo. Incluso para los grandes caricaturistas políticos de México, como Naranjo o Hernández debe ser muy duro ver que un cartón bien hecho, incluso una obra maestra, es incapaz de cambiar la percepción general sobre un político.

Dios by Luis Ricardo
Switch
Football by Luis Ricardo
Para el disco de luis ricardo ramos Pijamas. By Luis Ricardo

Tropical maladie. Artista mexicano Luis Ricardo. "Venganza de Moctezuma". "Luis Ricardo Ramos" photo ead10e186c5311e383400e257587a6a0_6_zps1159d306.jpg

Jodie Mack, let your light shine

La artista británica Jodie Mack presentó una conferencia en las salas de cine del CCU BUAP sobre la historia de la animación experimental el pasado 9 y 10 de enero de 2014. A invitación de la facultad de Artes Plásticas, Mack hizo un repaso histórico por los juguetes ópticos, la abstracción en la pintura y el cine y la obra de animadores experimentales como Oskar Fischinger y Norman MacLaren.

La tarde del 9 de enero se proyectó el programa "Let your light shine" que reúne la producción más reciente de la carrera de Jodie Mack. En esta función, abierta al público con entrada gratuita, se apreciaron los cortometrajes experimentales de musica visual "New fancy foils" y "Glistening thrills" como introducción a la obra maestra "Dusty stacks of mom", en la que la británica coverea el disco "Dark side of the moon" en un brillante homenaje al negocio ahora en bancarrota de su madre, la venta de carteles. Las canciones y los videos de Pink Floyd deconstruidos en animación abstracta, juegos de luz e imágenes de la heroína de clase trabajadora, entre reflexiones sobre el consumo, la industria musical y el arduo trabajo de catalogación, se corresponden en talento y belleza con la ironía y el sentido del humor más fino y británico.


Dusty Stacks of Mom
El programa terminó con el corto "Let your light shine" para el que la audiencia se puso lentes prismáticos en un ballet mécanique de lineas formas y sonidos en pleno gozo del movimiento, multiplicados por tres, por mil, en una frenética búsqueda del maridaje de la imagen y la luz. Una alegría pocas veces conseguida y para la que se necesita de una artista mayúscula, una noche helada y unos lentes locos para ser articulada.
Jodie Mack
Jodie Mack en Puebla



 Luis Ricardo

Nadie me pidió un texto por mi abuela

Mi abue se murió. Veo que se ostentan fácil las desgracias en público, y que se suele llamar la atención de muchas formas. A mí no me gusta hacerlo con la muerte. Nadie me pidió que escribiera y aquí estoy haciéndolo. "¿Qué opina el nieto más querido?".
Hay quien realiza mejor esto queood y que lidia mejor que yo con los abrazos y con las muestras de afecto. No pido que deseen vida eterna a mi abuela, porque no creo en Dios y tampoco en la metafísica. El descanso eterno y la paz, los tiene mi abuela asegurados porque son el mínimo común de todos los muertos. La paz a los vivos, en cambio, sí es algo que desear y por lo que trabajar.

Acompañarme en la pérdida

La pérdida de mi abuela la sufrí hace varios años. Un ser humano es su mente y sus recuerdos. Ella se fue de mi lado cuando dejó de reconocerme. Lloré y me sequé. Ahora no me quedan más que recuerdos viejos, afortunadamente divertidos y valiosos. Estoy seguro de que yo le di a ella muy buenos recuerdos también. 
Con mi abue aprendí a comer sin cubiertos, doblando la tortilla en un triángulo y usándolo de cuchara. Eso es cultura mexicana indígena y me siento orgulloso y rico por recibirla y transmitirla. Otros recuerdos los dejaré en privado, porque pueden ponerse interesantes y unas lineas arriba compartí que no me interesa cosechar ningún aplauso, ningún abrazo o apapacho inmerecido.
Recuerden ustedes y no olviden. A qué huele y a qué sabe la vida.

Archivo en precipicio